DeSS - Cuida tu colchón

DeSS

¿Cómo cuidar el colchón?

  1. Todos los elementos de un equipo de descanso son igualmente importantes. No sólo el colchón. La base debe ser la adecuada para cada tipo: un colchón de núcleo sólido (HR, Visco, Látex, etc…) no debe estar sobre una base tapizada; ni un colchón de muelles ensacados sobre un somier de láminas.
  2. No se debe doblar ni plegar un colchón de muelles durante el trasporte, ni al hacer la cama, ya que se dañará de forma irreversible.
  3. Cuando se desembale hay que dejarlo unas horas en un lugar ventilado, ya que algunos colchones pueden tener algunos restos de resinas y compuestos químicos.
  4. El colchón se debe proteger con un cubre colchón (puede ser impermeable, sobre todo en el caso de los niños) o una funda para alargar la vida de su tapizado.
  5. Es importante dar una vuelta al colchón cada mes, girándolo tanto de izquierda a derecha, como de la cabeza a los pies, salvo en aquéllos colchones que sólo tengan una cara útil en los que sólo se cambiará la zona de la cabeza a los pies.
  6. El colchón se debe airear antes de hacer la cama durante cinco o diez minutos para evitar olores desagradables. Durante el verano este plazo de tiempo se puede alargar sobre todo si ha hecho mucho calor y hemos sudado.



Esta web utiliza cookies. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Para obtener más información sobre cookies haz click aquí.Aceptar